Back to Top
"Uno espera que sean otras cosas las que salven a la gente: el deber, la honestidad, ser buenos, ser justos. No, los deseos son los que nos salvan. Son lo único verdadero. Si estás con ellos, te salvarás. Pero lo comprendí demasiado tarde. Si a la vida le das tiempo, muestra extraños recovecos, inexorables: y adviertes que, llegado ese momento, no puedes desear nada sin hacerte daño. Y ahí se desbarata todo, no hay manera de escapar, cuanto más te revuelves, más se enmaraña la red; cuanto más te rebelas, más te hieres."

— Alessandro Baricco, Océano mar. (via nereisima)

"Hay días como hoy en los que recordarme me da pena. Quisiera no tener memoria o convertirme en piadoso polvo para escapar a la condena de mirarme."

— Elena Garro, Los recuerdos del porvenir (via delaimaginacion)